lunes, 14 de abril de 2008

Guerra sin cuartel contra una pulga




Esto lo escribí la semana pasada, ya la pulga pasó a mejor vida:

No sé si será de los gatitos hijos de Michina pero me he traído una pulga a la casa. La primera vez que la vi estaba prendida en mi ropa, la quise matar pero saltó no sé dónde, me saqué la ropa, me metí a la ducha, la ropa al agua con bastante detergente. Insecticida por toda la casa que acabé más mareada seguramente que la pulga. También podría ser que la pulga se me haya prendido en el jardín de los perros que queda en uno de los parques del malecón. O tal vez del parque mismo y no del jardín de los perros. Yo creí que el asunto estaba solucionado, ya que en la tarde vino la persona que limpia la casa y también fumigó todo con un insecticida específico contra pulgas. Fue al día siguiente que veo unas ronchitas en mis brazos y piernas, la sábana que está para el lado de la cama que yo duermo tenía puntitos de sangre, me quedé horrorizada, la pulga NO HABÍA MUERTO, se había escondido en la cama. Cambié de sábanas y fundas, y las envié a la lavandería, por supuesto que me cambié ropa de dormir, al agua con bastante detergente, eché insecticida, uf, tengo náuseas, mareos, dolor de cabeza, me voy a la ducha, me quedo como media hora bajo el chorro de agua, me he lavado el pelo como 3 veces, me he jabonado el cuerpo como 10 veces y otra vez a limpiar todo.. La pulga sólo me quiere picar a mí, no le pica a nadie más en la casa, será tal vez que como disfruto mucho comiendo dulces le gusta mi sangre? Será que como soy adicta a la Coca Cola también ella se ha vuelto adicta? Bueno, espero que esta noche ya no esté más con vida. Otra noche, estoy semidormida, algo me pica, tengo mucho sueño y me da flojera levantarme. A la mañana siguiente lo mismo, las ronchas, me levanto de la cama. AHHH pero ahora la veo, está gorda la maldita, no es tan pequeña, la veo inmensa, no puede ni saltar, está algo torpe, me ha succionado sangre misma Draculina ya que todo el lado mío está con puntos rojos. ESTA VEZ NO TE ME ESCAPAS DESGRACIADA!!! Pero no me voy a arriesgar a matarla con matamoscas, la tapo con el cubrecama despacito para que no huya, traigo el insecticida, abro un poquito el cubrecama, aprieto el spray del insecticida directo a su cuerpo, le tiro rápido el cubrecamas encima, yo me cubro la nariz y la boca, trato de no respirar, cierro las ventanas, salgo del dormitorio, cierro la puerta, me voy a la calle. Me ha mareado el matapulgas, me duele la cabeza, tengo algo de náuseas, le he echado medio envase. Regresó después de 5 a 6 horas, voy al dormitorio, la atmósfera está caliente y cargada ya que estamos en un otoño estival. Abro la ventana, respiro profundamente, levanto el cubrecamas, LA DESGRACIADA MURIÓ, ahí está tendida, gordísima, sin moverse HUUURRRRA. Envuelvo las sábanas con la difunta y a la lavandería. Ahora espero que no tenga pareja, ya que no soportaría de nuevo este suplicio pulgueril. Ha pasado una semana y felizmente no tenía pareja. No hay otra pulga, fue una pulga solitaria que por querer experimentar nuevas aventuras saltó de su seguro y calientito hogar perruno o gatuno a uno humano, pensando que iba a ser bien aceptada por otro animal mamífero, racional, dije racional???
Blu, en cuál de tus tres blogs? Te lo agradezco nuevamente.
Muchas gracias también a tí carlotiña por preguntar como estaba, el cambio de clima me afecta.

4 comentarios:

carlota dijo...

Me partí de la risa con tu pulga y tú. Sí hay gente que tenemos (supongo) la sangre más dulce, porque vienen las pulgas a nosotras. El problema es que si no tiene un animal en casa a quien picar, van a tí. Bueno, y te diré que por 1 pulga que encuentres, hay diez en el suelo, jajajajaja, pero tranquila, con todo el fumigueo que has hecho, seguro, segurísimo, que no quedó ninguna. Un beso, Lia!

anette b. dijo...

que horrible, anto! me imagino, que cosa mas desesperante! como yo no tengo mascotas, nunca tuve una pulga, pero me imagino que debe ser feo, feo...la verdad, nunca vi una , asi que no se bien como son...saludos!!pd: que se sabe de mis ahijadas? como estan?

palica dijo...

JAJAJAJAJAJA cómo me he divertido leyendo el relato pulguístico!!!
Me imagino la desesperación y más al saber que eras tú el objeto atrayente del pequeño animal, pero que bueno que esa zabandija ya la sacaste de tú vida y tú cama.

Pero cuidado si reaparece el alma de ella en la lavandería, jajajajaja

Lia dijo...

Nooooo carlotiña, por favor no me asustes que 10 me matan.

Anette, una de tus ahijadas la más linda se la regalé a mi sobrino que cumplía 5 años y le dije que no tenía nombre y que él le pusiera, adivina adivina que nombre le puso....Hanna, no se parece a Ana???? Se quedó Bolena sin su gemela.

Pali, ya no me importa si se aparece otra en la lavandería ya que es una lavandería que lava al peso y queda a una cuadra de mi casa.

Gracias a todas por sus comentarios.